Cierre cautelar

No se muy bien cómo empezar este mensaje… Lo he empezado con esta 3 4 veces. Y es que claro… uno no siempre puede contar cosas diferentes… siempre que si el malhuele por aquí, que si el malhuele por allá
Después de más de un cabreo… y más de un día con envidia sana porque otros iban saliendo adelante… después de todo eso hoy llega la noticia desde el Ayuntamiento de Valdemoro de que ¡ se va a proceder al cierre cautelar de la planta de INCOAS !!

La verdad es que si digo que no me alegro mentiría… no me alegro porque cierren la planta sino porque de una vez por todas las administraciones se ponen del lado del ciudadano y (al menos aparentemente, porque ya veremos que quiere decir eso) ponen medidas para solucionar un problema como el malhuele que lleva degradando la calidad de vida de los valdemoreños no-se-cuantos años.
Nadie tiene más ganas que yo de poder cerrar esta web porque me quita tiempo (sobre todo tiempo) y dinero pero cuando ves que los problemas tienen solución, te animas a seguir adelante.
Esta medida es un empujón más para seguir tocando aquí, allá, en el otro “lao”, en el otro, en el de más allá y donde haga falta hasta que podamos salir a pasear por las tardes, organizar barbacoas en nuestros jardines, invitar a los amigos a casa, dormir en verano con las ventanas abiertas, aprovechar las piscinas y todas esas cosas que de momento no podemos hacer…
Creo que no pido mucho.

Tags: , , ,

4 Responses to “Cierre cautelar”

  1. menudapessssste dice:

    Se me ha caído una lagrimita de emoción. ¿es un adios o un hasta luego?

  2. […] y señoras… el malhuele ha vuelto a Valdemoro, eso ya no se puede negar. Lamentablemente el cierre cautelar por el que nos felicitábamos no hace mucho no ha servido para nada pues el olor sigue llegando de […]

  3. […] apesta … … y parece que no importa ! « Cierre cautelar Comunicado del Ayuntamiento […]

  4. […] que os habeis olvidado de nosotros, de vuestros vecinos, que en seguida os apuntasteis el tanto del cierre de INCOAS y ahora, me temo que INCOAS está más viva que nunca… por los comentarios que me llegan y el […]